Lisboa y Vale do Tejo

En Lisboa, el río Tajo nos acompañará durante la visita, bajo un cielo casi siempre azul y cuya luz va coloreando tejados, calles, barrios, ventanas y verdes rincones de varios tonos y colores. Puesto que se trata de una ciudad construida sobre colinas, sus diferentes miradores, instalados en los puntos más altos, ofrecen vistas deslumbrantes. Cabe destacar el del castillo de São Jorge, desde donde se pueden contemplar los barcos cacilheiros en su travesía hacia la orilla sur del río, el puente 25 de abril, el Rossio, el Convento del Carmo, el Bairro Alto y el Parque Eduardo VII.

Lisboa destaca por su oferta nocturna, así como por las fascinantes calles de los barrios históricos. También merecen especial atención la cercanía de las playas y su oferta gastronómica.

Lisboa, además de ser una ciudad antigua con un patrimonio bastante rico, es una ciudad moderna que se ha ido renovando con nuevas propuestas culturales y de ocio. Entre sus principales monumentos turísticos destacan el Monasterio de los Jerónimos, la Rua Augusta, el Cais de Sodré, el Oceanário de Lisboa, el Centro Cultural de Belém y varios museos.

Sin duda alguna, es una capital histórica en la que las antiguas costumbres y la historia secular conviven con la oferta cultural y la innovación tecnológica. Por ello, se puede afirmar que Lisboa es eterna y le encanta estar acompañada. Déjese cautivar por las aguas del río y por el Fado mientras disfruta de la luz única de Lisboa.

ORBITUR Intercâmbio de Turismo SA | Condiciones de reserva | Trabaje con nosotros | Contacto | FAQs

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd