Norte

El norte de Portugal, considerado la cuna de la nación, es una región que aúna historia, cultura y naturaleza, lo que la convierte en un destino muy especial. Con un amplio territorio que se extiende entre montañas, playas y ciudades, el Norte es más que gastronomía y vino de Oporto.

El patrimonio religioso, la arquitectura moderna, los parques naturales y la hospitalidad de sus gentes son importantes atractivos de este territorio en el que se fundó Portugal en el siglo XII. Oporto, ciudad Patrimonio de la Humanidad, es una de las puertas de entrada a la comarca y puede ser un buen punto de partida para un viaje por su diversidad natural y cultural.

No se pierda los centros históricos de Oporto y Guimarães, el Parque Arqueológico de Vale do Côa y el alto Duero vinícola, un paisaje labrado por las manos del hombre a orillas del Duero. Estos cuatro destinos han sido nombrados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Si le gustan las actividades al aire libre, aproveche las diferentes zonas naturales protegidas, entre las que destacan la Sierra de Peneda y de Gerês. En esta región montañosa y de parques naturales, el patrimonio se amplía a los castillos, como el de Guimarães, o a los santuarios e iglesias que son escenarios de romerías durante el verano.

En las ermitas rurales se pueden apreciar los rasgos característicos del barroco del norte de Portugal, construido en granito y talla dorada. En las ciudades que supieron preservar el trato humano, como Viana do Castelo, Braga, Lamego, Chaves o Vila Real, o en solares y casas señoriales, se puede disfrutar de una acogida auténtica, propia de aquellos a quienes les gusta ser anfitriones y compartir la mesa y las tradiciones.

ORBITUR Intercâmbio de Turismo SA | Condiciones de reserva | Trabaje con nosotros | Contacto | FAQs

Our website is protected by DMC Firewall!